“Bajo la misma estrella”: lo mejor del amor y lo peor de la vida

By 7 Julio, 2014Cine, Opinión
Crítica y opinión de "Bajo la misma estrella"

Hoy he ido al cine a ver BAJO LA MISMA ESTRELLA, la adaptación para la gran pantalla de la novela homónima escrita por John Green.

Es una película maravillosa, una de las mejores que he visto en los últimos años. Evidentemente hay que ponerla en el contexto y en su categoría. Es una película romántica, pero a la vez un profundo drama. También tiene algunos momentos de comedia. Sería difícil de encasillar en una parcela concreta, pero en resumen es una película que recoge lo mejor del amor… y lo peor de la vida.

Sobre su presentación, BAJO LA MISMA ESTRELLA está magistralmente producida y tiene recursos novedosos y ágiles. La interpretación de Shailene Woodley y Ansel Elgort es sencillamente sublime. Estos dos actores coinciden en la saga Divergente, haciendo el papel de hermanos. Pero en esta película te olvidas completamente de que son los mismos actores porque se mimetizan a la perfección con el personaje. Las miradas de ella y las sonrisas de él hacen que el espectador no pueda sino creerse su historia por completo.

En cuanto al guión no quiero avanzar mucho, pero el resumen amplio podría ser que esta es la historia de amor de dos enfermos de cáncer que saben que más pronto que tarde van a morir. Esta película trata sobre todo de eso, de la vida y de la muerte, y de quienes están atrapados entre esos dos mundos. Es un filme absolutamente conmovedor con el que es bastante difícil evitar las lágrimas. Yo he llorado, he de reconocerlo. Pero en el cine había personas llorando desconsoladamente, como si una parte de su inocencia se hubiera esfumado con la crudeza de la realidad que expone esta película.

Y es que BAJO LA MISMA ESTRELLA es filosofía en sí misma. Durante la proyección no he podido evitar pensar en lo dolorosamente bella que es la vida. Es imposible no relacionar sus experiencias con la experiencia sentimental que cada uno vive. No es una película de desamor pero es una película de pérdidas, que viene a ser parecido. También es una película sobre los sueños rotos, sobre las metas que a veces no nos dejan alcanzar y sobre lo duro que es asumir que tu vida puede llegar a ser un fracaso. Y aunque salgas del cine llorando, la sensación final es una sonrisa, un canto a la vida, una invitación a la acción y a creer en la esperanza.

Para concluir, BAJO LA MISMA ESTRELLA es una obra maestra del cine y la literatura. Está llena de momentos divertidos, conmovedores e inspiradores. Se podrían sacar decenas de frases que serían grandes citas filosóficas por sí mismas. Por lo tanto nadie con un poco de sensibilidad debería perdérsela. Y sí, hay amor, pero no hay nada cursi en ella. Y también hay dolor, mucho dolor. Tiene lo mejor y lo peor de la vida. Id y disfrutad, pero por si acaso llevaos un paquete de pañuelos porque los lagrimones están asegurados.

Leave a Reply